farmaciabeatrizcastellanos-hongos-pies

Mantén tus pies libres de hongos e infecciones

¿Sabías que las infecciones por hongos en los pies son muy comunes durante los meses veraniegos? Las altas temperaturas junto con los ambientes húmedos favorecen la proliferación de bacterias y gérmenes. Las zonas de alto riesgo y, por tanto, donde más precaución debemos tomar son en la piscina, en la playa y en las duchas públicas. En estos lugares, bajo ningún concepto se debe andar descalzo. Las chanclas serán nuestras grandes aliadas para evitar coger hongos en los pies.

Es importante recordar que los hongos se pueden coger en cualquier época del año, aunque existe más riesgo en la época estival. Desde Farmacia Beatriz Castellanos queremos hacer hincapié es la importancia de extremar las precauciones debido a que el contagio se produce con gran facilidad.

Uno de los hongos más comunes en verano es el Pie de Atleta, una infección por hongos que se produce por la sudoración excesiva y por la humedad en los pies. Se puede coger en la piscina, en la playa, en las duchas públicas e incluso en las habitaciones de hoteles.

Síntomas del Pie de Atleta

A través de sus síntomas (enrojecimiento de la planta del pie, picor, sensación de quemazón o descamación) puedes saber si te has cogido o no un hongo en los pies. Hay que tener cuidado con las escamas que irás soltando ya que son altamente contagiosas. Para evitar que vaya a más o que puedas contagiar a otras personas, comienza con el tratamiento a la menor brevedad para eliminar el hongo de tu pie.

Otra forma de detectar los hongos en los pies es a través de las uñas. El hongo se puede extender hasta ellas provocando que adquieran un color amarillo o marrón. Además, se volverán quebradizas, se pueden deformar e incluso desprenderse.

Recomendaciones para prevenir los hongos en los pies

  • No andar descalzo. Usar las chanclas en lugares públicos como piscina, playa, duchas, vestuarios…
  • Mantén los pies secos. Tras ducharse o salir de la piscina o del mar, seca bien los pies. Haz hincapié en la zona de entre los dedos.
  • Pies limpios. Limpia diariamente tus pies con agua y jabón, en especial tras hacer deporte. Si tienes problemas de sudoración en exceso, utiliza desodorantes de pie que te ayuden a controlar el exceso de humedad.
  • No compartir ni los zapatos ni las toallas ni los calcetines. En el caso de los zapatos, mantenlos limpios. Con respecto a los calcetines, échalos a lavar diariamente. Además, la mejor opción son los calcetines de algodón ya que mantienen secos tus pies.
  • Deja un comentario