farmaciabeatrizcastellanos-cuidado-facial-50

Cuidado facial a partir de los 50

El paso del tiempo es inevitable. A medida que vamos cumpliendo años, nuestra piel irá delatando nuestra edad, sobre todo a partir de los 30 años cuando comenzará la pérdida de colágeno y elastina. Será entonces cuando aparezcan las primeras líneas de expresión, lo que significa que tendremos que adoptar una rutina de belleza para mantener nuestra piel sana, cuidada y radiante. Evidentemente, no utilizaremos los mismos cosméticos con 30 años que con 40 o con 50 años. De hecho, tendremos que añadir más cuidados a la rutina a medida que vamos haciéndonos mayores.

En Farmacia Beatriz Castellanos nos vamos a centrar en los cuidados faciales a partir de los 50 años. Esto se debe porque a partir de esta edad, la piel tiende a resecar y las arrugas se acentúan más al igual que las manchas cutáneas, las bolsas y las ojeras. Como ves, si antes nuestra preocupación era mantener la piel limpia, hidratada y protegida del sol, ahora nuestra piel madura necesita más cuidados ya que las arrugas se van acentuando, especialmente en la zona del contorno de ojos. Ya no bastará con usar una crema hidratante antiarrugas, también se necesitará añadir a la rutina un sérum y un contorno de ojos.

Rutina de belleza a partir de los 50

  • Limpieza. Se debe limpiar el rostro por la mañana y por la noche. Podrás usar leche limpiadora, aunque el agua micelar también limpiará tu piel en profundidad. No te olvides del cuello y del escote.
  • Contorno de ojos. La piel del contorno de ojos es muy fina y delicada por lo que es más propensa a las arrugas, a las famosas patas de gallo. Tras limpiar el rostro, deberemos aplicarnos un contorno de ojos con acción antiedad e hidratante. Estos cosméticos proporcionarán firmeza, luminosidad y vitalidad.
  • Sérum. Tras el contorno de ojos, toca el sérum. Es imprescindible para el cuidado de las pieles maduras. Esto se debe porque se trata de un producto con mayor concentración de activos por lo que llegará a las capas más profundas de la piel. Aportan hidratación, pero también reducen y difuminan las arrugas.
  • Hidratante facial. Por último, habrá que usar una crema hidratante antiedad. Mejor dicho, dos cremas faciales: una por la mañana, si contiene filtro solar mejor, y otra por la noche. La crema de día debe hidratar y proteger la piel de factores externos como el sol o la contaminación ambiental. En el caso de la crema de noche, deberá tener una acción reparadora.
  • Deja un comentario