farmaciabeatrizcastellano-cuidado-piel

¿Cómo afecta el verano a nuestra piel?

Esta semana entra el verano, aunque ya hemos podido disfrutar de las altas temperaturas. Los días son cada vez más calurosos y el sol ya empieza a tener fuerza a las horas centrales del día. A esto tenemos que sumar que dentro de nada se abren las piscinas y comenzarán las visitas a la playa. Por tanto, expondremos nuestra piel a una serie de factores externos que pueden dañarla. El más importante y principal es el sol. Como todos sabemos, la radiación solar puede causar quemaduras, fotoenvejecimiento (manchas, arrugas…) y a la larga cáncer de piel.

Por eso, desde Farmacia Beatriz Castellanos os advertimos de la importancia de usar el fotoprotector solar de alto factor de protección durante los meses de verano. Gracias a este producto, nuestra piel contará con una barrera protectora para evitar que acabe dañada. En especial, evitaremos tener problemas graves en el futuro.

En verano, nuestra piel también corre el riesgo de deshidratarse con más facilidad. Las altas temperaturas, los cambios de temperatura, el sudor, el cloro de la piscina o la sal del mar son algunos de los responsables de esta situación. Para mantener hidratada y sana nuestra epidermis será esencial hidratar nuestra piel tanto interna como externamente. En primer lugar, deberás aplicarte una buena crema hidratante diariamente. El mejor momento es después de la ducha. En segundo lugar, recuerda beber al menos un litro y medio de agua.

Otros problemas que empeoran en verano son: las manchas cutáneas (se acentúan más), la piel rosácea (cuidado con el cloro de la piscina), hongos (en especial, en los pies), piel grasa (mayor calor, mayor sudor, mayor grasa) y las reacciones alérgicas al sol, entre otros.

Consejos para cuidar la piel en verano

Las recomendaciones generales para cuidar la piel en verano son:

  • Mantén tu piel limpia e hidratada. Aplícate diariamente una buena crema hidratante y, por supuesto, no salgas de casa sin aplicarte el protector solar. Deberás repetir la aplicación cada dos horas para renovar la protección. Así mantendrás tu piel bien protegida del sol y de sus efectos nocivos.
  • Aftersun, tu aliado en verano. Usar esta loción después de la exposición solar para calmar, reparar e hidratar la piel. Se trata de un producto imprescindible en verano. De hecho, el kit del verano es: protector solar facial, protector solar corporal y Aftersun. Tres productos que te ayudarán a mantener tu piel sana durante la época estival.
  • Usar chanclas en zonas públicas. No andes descalzo en lugares públicos como duchas de piscinas, vestuarios y duchas del gimnasio… Así evitarás los hongos y las verrugas plantares.
  • Exposición solar. No tomes el sol a las horas centrales del día ya que es cuando más fuerza tiene y, por tanto, más daño nos hará. En caso de tomar el sol, recuerda que no puedes exponerte más de 15 minutos al día. Después permanece a la sombra. Utiliza gafas de sol, gorras o sombreros para una protección más completa.
  • Protege a los más pequeños. Los bebés y niños pequeños no pueden estar expuestos directamente al sol. Deben permanecer siempre en la sombra. Aplícales fotoprotectores infantiles y no te olvides de llevarle siempre con una camiseta transpirable, una gorra y las gafas de sol.
  • Hidratación. Se recomienda beber entre un litro y medio y dos litros de agua al día para evitar la deshidratación.
  • Deja un comentario