farmaciabeatrizcastellanos-cuidado-manos-frio

Efecto del frío en las manos

Con la llegada de las bajas temperaturas, debemos prestar más atención a nuestras manos. La combinación frío y humedad acelerar la sequedad de la piel, lo que conllevará a que las manos acaben dañadas. Es más, durante esta época es muy común terminar con las manos agrietadas y con heridas en los dedos si no las cuidamos ni las protegemos correctamente.

La piel de las manos, en especial las palmas, son más vulnerables a la deshidratación y sequedad. Además, diariamente están sometidas a una serie de factores externos que aumentarán las posibilidades de que acaben dañadas. Más allá del frío, del calor o de los cambios bruscos de las temperaturas, nuestras manos también acabarán dañadas al entrar en contacto con productos químicos como los productos de limpieza. De ahí la importancia de usar guantes a la hora de realizar las tareas domésticas.

Si no protegemos nuestras manos del frío, acabarán resecas, descamadas, con grietas, enrojecidas, con picor, con urticaria o con sabañones. Se acelerará el envejecimiento prematuro de la piel. Además, si no las protegemos del sol, también aparecerán las antiestéticas manchas envejecimiento aún más nuestras manos.

Toma nota de los consejos que os vamos a dar desde Farmacia Beatriz Castellanos para lucir unas manos sanas, jóvenes y bonitas.

Protege tus manos del frío

  • Abrígalas. Usa guantes cuando salgas a la calle. Actuarán como barrera protectora frente al frío evitando así que se resequen y se dañen.
  • Hidrátalas. La crema de manos juega un papel fundamental para mantener las manos sanas. Debemos aplicarnos la crema hidratante por la mañana y por la noche, aunque también te recomendamos llevar un bote en el bolso para aplicártela cuando la necesiten sin importar el lugar. En caso de tener dañadas las manos, usa una crema hidratante reparadora. Aplícatela por la noche y ponte unos guantes de algodón. Duerme con ellos. Actuarán como mascarilla. A la mañana siguiente tus manos estarán mucho mejor. Por el día, incluso en invierno, lo más recomendable es usar una crema de manos con factor de protección para evitar el daño solar en las manos.
  • Tareas domésticas. Cuando limpias la casa o a la hora de fregar, lo más recomendable es ponerse unos guantes para evitar el contacto de los productos químicos con la piel. Evitarás dañar tus manos, pero también debilitar las uñas.
  • Agua templada. A la hora de lavar las manos, usa un jabón neutro, a ser posible natural. Además, usa agua templada ya que la caliente reseca la piel. Después, sécate bien las manos.
  • Deja un comentario